miércoles, 27 de septiembre de 2017

"ULTRA DISTANCIA" ¿SE VA MUY DEPRISA?

Voy a hacer una reflexión y lanzar una pequeña crítica constructiva para intentar ayudar a quien este en la situación o lo valla a estar, no es ni mucho menos una "bronca" pero si un pequeño tirón de orejas y sobre todo un consejo como corredor y entrenador.

Ya hace unos cuantos años que tengo el placer de correr por la montaña y otros muchos que trabajo cómo entrenador de "Carreras de Montaña". Quien hemos vivido algo del pasado y estamos viviendo el presente. (Ahora llamado "Trail Running") Habréis comprobado que en esta última década hay una evolución que a mi parecer va demasiado rápida y desproporcionada, que esta desembocando en errores cada vez más frecuentes que principalmente radican en querer conseguir "todo" de la manera más rápida posible sin importar el "cómo", aun incluso poniendo en riesgo la salud. Saltando muchos pasos de manera evidente, pasos que a mi entender resultan obligatorios en la vida atlética del deportista. Acortando por lo tanto, igual de rápido la calidad de vida deportiva en un futuro no muy lejano. Pero sobre todo se están saltando momentos preciosos que solo se consiguen avanzando a paso "firme" aunque sea lento.  Esta  rapidez por querer conseguir todo ¡Ya...! no me gusta nada y se está perdiendo la esencia lógica de disfrutar y correr por la montaña de forma coherente con las capacidades individuales de cada persona. Pero sobre todo la forma de exponer vuestra salud a un catabolismo difícil de recuperar. Es decir exponer vuestra vida atletica a un extremo complicado de solucionar  y de manera irrevocable si no ponemos algo de cordura.

Veo una obsesión por la competición, ¡se compite demasiado! Hay gente que compite casi todos los fines de semana, incluso doblando carreras si no son largas. (O ellos creen que no lo son). Esto es cómo el que va al supermercado todos los días a comprar el pan. Pues en el "TrailRunning" hay gente que compite todos los domingos en un maratón, media maratón o incluso mucho mas. Pero... ¿Estamos locos? No solo nos basta con machacar al cuerpo con distancias que todavía no deberíamos hacer, si no que lo hacemos repetidamente a lo largo del año. E incluso de varias temporadas hasta que claro... "tanto va el cántaro a la fuente que se termina rompiendo". Ya sea por el "asa", (que tiene solución) porque una pierna al fin y al cabo se termina curando, fisios, traumatólogo etc., pero... ¿y si se rompe por dentro? 


Ahora salen las listas de corredores que han corrido el UTMB, y Ultra Pirineu y videos preciosos, emotivos de sueños cumplidos, de gente que termina gloriosa y eufórica. Pero lo que no vemos son los fracasos y lesiones, retirados y frustrados que no volverán a correr,  muchos de vosotros buscáis un entrenador para hacer carreras de ese tipo, "Ultras" como el UTMB, Ultra Pirineu, Tor de Geants,  etc etc y carreras de muchísimos kilómetros, y eso está muy bien, ya que todo lleva una preparación lógica, pero lo que "NO" hay que hacer nunca es precipitarse y lanzarse al ruedo antes de tiempo, (rapidez y prisa no son viables en este deporte) sin antes haber toreado durante muchos años en otras plazas, plazas más pequeñas y modestas que vallan puliendo tu cuerpo.

Hay obsesión por hacer carreras largas, por hacer lo "más difícil y lo más duro", no hablo solo del UTMB, Tor, etc, si no carreras durísimas en las que ponemos el cuerpo al límite, cuando ni si quiera en toda tu vida atlética has hecho más de 3 o cuatro maratones. ¿Crees realmente que estás preparado? ¿Crees que se puede preparar en tan poco tiempo? Uno, dos, tres años... "No no y no". Señores esto no es un supermercado dónde vas y dices: "por favor, me pone un plan de seis meses de entrenamiento para terminar el UTMB” ! Ale como el que va a comprar el pan!.... Si es muy bonito tener sueños, todos los tenemos, pero asegúrate que sean sueños reales.



¡Piénsalo! No sería más bonito dar un paso y luego otro, avanza un año y luego otro y cuando tu cuerpo esté listo ese será el momento. No intentes correr carreras largas y más largas saltándote todos esos pasos,  simplemente por el hecho de poder terminarlas, y ponerte la medalla de "Finisher"  (con foto incluida en el Facebook). No intentes competir todos los fines de semana cómo el que va a comprar el pan, (antes de comer el pan hay que prepararlo, amasarlo y cocerlo) ya que perderás motivación además de quemarte. Igual que se quema el pan si lo dejas mucho tiempo en el horno o no le das la temperatura exacta. 

Apúntate esto:
"Los sueños no se miden por el resultado, si no por el camino que hayas hecho hasta conseguirlo"

Suma años, meses, días, suma kilómetros y horas a lo largo de tu vida. Porque si no has corrido más de 30 o 50 kilómetros en una carrera y ya has terminado destrozado, NO estás preparado. Y... ¿ya quieres terminar 100 millas? ¿Incluso aunque conlleve terminar cojo y con un año menos de vida? Es algo que quiero que recapacites y te preguntes antes de ponerte en manos de un profesional y lanzarte a la aventura. Nosotros los "Entrenadores" somos los que debemos orientaros a que hagáis las cosas a su debido tiempo pero nunca obligaros a nada. 

Y por eso lanzo este apunte y reflexión que espero os ayude. Todo es bonito si se disfruta desde el inicio. Y no pienses que la carrera más larga siempre es la mejor, porque no lo es. La mejor carrera es la que te deja correr y entrenar mucho tiempo sintiéndote bien. Piénsalo, tu cuerpo y tú mente te lo agradecerá. (Y no te digo tu familia...jajaja)


“Disfruta del camino, déjate guiar y aprenderás a correr más y mejor. Paciencia, entusiasmo y tesón... eso se convertirá en Felicidad, se convertirá en tu sueño. Tu sueño del día a día”.

miércoles, 2 de agosto de 2017

"DESAFIOSOMIEDO 2017"

Este año siiii, esta era una de las gordas marcadas en rojo en mi calendario. El año pasado cuando puse el pie en "Pola de Somiedo", me cautivo la belleza, la tranquilidad de este lugar y la grandeza de esta carrera.

Mi idea desde entonces, era volver para hacer una carrera bien preparada para hacer buen papel. Tal cual, he podido entrenar la carrera de arriba a abajo, gracias a Juan Fuego que se ofreció voluntariamente a patear conmigo y mostrarme sus rincones unos días antes.

El día se iba acercando y los acontecimientos iban pasando. En esta edición además de ya ser un carrerón por sí mismo, se sumó que grandes corredores a nivel nacional e internacional quisieran estar presentes. Lo que hizo en esta su quinta edición una carrera con un nivel digno de un verdadero "campeonato de España de ultra distancia" y claro está, esto es todavía un aliciente más para preparar y estar con más ganas de hacerlo bien.

Llevaba sin competir desde "La Travesera Integral de Picos de Europa", por lo cual ha sido un mes de descansar y entrenar suave y bien, a mi rollo y preparando esta cita. Llego así la semana previa y con buenas sensaciones en mis piernas, sobre todo sin molestias de ningún tipo y pudiendo meter intensidad.


Al haber entrenado por la zona, estudiando el perfil y viendo como estaba entrenando, analice todo y me hice una idea así cómo un esquema de tiempos de paso, y un plan de tomas de alimentos e hidratación durante la prueba, que es como suelo hacer siempre para llevar todo bien atado y saber qué es lo que más o menos será mi estrategia de carrera. Eso me da confianza y motivación para salir concentrado y pensar solo en correr con mis sensaciones. Otra cosa es luego la estrategia entre corredores, (eso ya es cosa aparte...jejeje). Pero he venido a hacer mi carrera.

Un par de días antes me voy con mi familia a estar tranquilos por "Pola de somiedo", para descansar, visita a los amigos y repasar el material, alimentos y horarios de paso, ya que mi mujer "Azu" me hará la asistencia. Es una carrera perfecta para los acompañantes y fácil de hacer un buen seguimiento en por lo menos 5-6 puntos.






El viernes ya empezamos con la recogida de dorsales, entrevistas a cargo de "Depa" y sobre todo echando unas risas. Y después Brifing con demás corredores, cena y todos a dormir que toca madrugar.

Los días previos han sido muy calurosos y para el sábado la meteorología​ se prevé similar: (temperatura muy alta, y con una sensación aun mayor)


A las 7:00h de la mañana se da la salida, hace una temperatura buenísima, fresquito diría yo. Se sale despacio y nadie quiere coger el mando de la carrera ni marcar un ritmo. Así pasan los 7km hasta el primer punto de control, La Peral. Donde Pablo Villa parece que se anima y estira el grupo unos metros, y se hace la primera criba, más o menos un grupo de 10 corredores estamos en cabeza y así afrontamos la subida al primer pico y techo de la carrera, El Cornon donde Pablo Villa, Miguel Heras y un servidor hacemos cumbre, y muy seguido y a escasos segundos, Sebas Sánchez, y el portugués Jerome, y un poco por detrás Javi Domínguez, Yeray Duran, David Luzardo, David Díaz, Xuan Calderón etc...

En un vertiginoso descenso hasta “El Puerto Km28” nos agrupamos y así llegamos los 5. Aqui me espera mi mujer, me avitualla y sobre todo me da referencias y muchos ánimos. De momento voy clavando los tiempos previstos, (3h), a partir de aquí la carrera se empieza a tensar un poco, Miguel Heras ya pone su marcha y Pablo lo sigue, por detrás Sebas y yo nos distanciamos a 2'-3', el margen empieza a ser mayor en Lago del Valle, km 38, unos 4'-5'. Y el calor empieza a apretar más de la cuenta. Gorrita, agua fresca ánimos de la Gente y seguimos. Es una zona preciosa, pasamos por los lagos, un sitio mágico, todo es tranquilidad unas campas verdes y el silencio hacen que me evada y pierda la concentración por unos instantes, (cosa que se agradece), ya que es un momento de tiempo muerto en mitad de la competición.


Así llego a “Farrapona Km53”, siguiente punto de control y avituallamiento, paso con 5h40' tiempos clavados. Bien!!! Azu me da referencias, (Miguel va a 10' y muy fresco, pero Pablo, esta solo a 4' y parece que va a menos), efectivamente a lo lejos y en la subida a “Los Bígaros”, le diviso. Sebas sale un poco por delante del avituallamiento y empezamos a recortarle, pero noto que tampoco voy todo lo fino que quisiera, y en la subida de andar pierdo algo de tiempo con Sebas que se escapa pero sigo recortando a Pablo. Esta cresta es una pasada de bonita, la parte más técnica de la carrera, roca abierta, sin sendero, alta montaña. Se divisan los lagos y la magnitud del parque natural. Empieza una bajada muy larga y no recupero sensaciones del todo, el cuerpo solo me pide beber y beber, (y es lo que hago), bajando adelanto a bastante gente del Maratón que también me van dando referencias y a Pablo lo tengo a la vista, eso me motiva por una parte pero por otra veo que Sebas se me escapa, «cachis» Tras ese largo descenso al principio muy empinado de retener y después mas sendero de correr llego a “Saliencia  km 61”, donde ya esta Azu y me dice que Pablo esta a tan solo 2' , bebo y hago por comer, ya que con tanto calor el cuerpo solo me pide agua. La digo a Azu que me prepare en Abreyales, próximo avituallamiento coca cola, aquí ya paso con 10'-12' por encina de mis tiempos, está claro que el calor está haciendo mella, pero no quiero parar y empujo con mi cabeza, salgo de Saliencia y empieza una dura subida de 400m+. Aquí engancho a Pablo que va acalambrado, le pregunto que si necesita algo, geles, agua, etc... Pero me dice que no, le ánimo y sigo. Esta subida a pesar del calor agobiante,  recupero sensaciones y la hago bastante bien, pero mi sorpresa es que al mirar para detrás veo a Jerome, que viene muy muy cerca, sigo con mi ritmo.  Pero es en “Abreyales km 71”, donde me coge. Así es que toca sufrir, ahora es un «toma y daca», intentando seguirle. Azu me ve y me avitualla con una coca cola fresca, (casi me tiro al pilón de cabeza...jajaja,) hace mucho calor, mojo la gorra, y empiezo a caminar algo mareado con la barriga llena...ufff 

Ya sé lo que me falta y en este punto paso en 7h , unos 15' mas de mi tiempo, pero el calor está haciendo estragos, y aún así lucho por seguir a Jerome (pero no voy mucho mas). Me falta una última subida larga por una pista interminable con el sol en la colleja  y sin parar de beber y echarme agua por la cara, no quiero parar, ya que por detrás  vienen los "Osos" hambrientos, Pablo, Javi, Yeray.etc. y apretando. Último esfuerzo y no consigo cogerlo, se me hace eterna. Llego a “Valle del Lago, km76” y la última bajada solo puedo hacerla a ritmo suave que me permite mi estómago y mis pesadas piernas, y así entro en meta, bastante justo pero contento, en un 4 puesto que he luchado mucho. Sabor agridulce, pero más dulce que agrio, contento con terminar y en una posición buena viendo el cartel que había...!!!


La mejor recompensa, y por la que iba descontando los últimos kilómetros de uno en uno, era ver la sonrisa de mi hijo y la alegría de mi mujer, ese abrazo al entrar con él en meta, y sentirte querido... eso no tiene precio y es la mejor recompensa a todo el esfuerzo, solo por esto vale la pena semejante paliza.

Ya en meta me encuentro con Miguel Heras, le doy la enhorabuena y me anima, es un fenómeno, (mi ídolo, que crack y que buen amigo)

Enhorabuena a todos, y sobre todo a la organización, Juan Fuego, equipo desafiosomiedo  y voluntarios, gracias por hacer esto posible. Y pienso una vez pasado todo esto, que cómo es posible que con tan pocos recursos se consigan eventos tan grandes, y eso solo es con cariño, dedicación y pasión.

El sábado por la noche después de descansar un poco, cena y fiesta de corredores, unos cachopos de kilo y exquisitos en el restaurante "Carion" de mi amigo Melchor (sinceramente de lo mejor que he probado) con en el recobramos algo de fuerzas y hablamos de los lances de la carrera, después una orquesta y a bailar a la fiesta, bueno yo a dormir con el crio.jeje

Domingo por la mañana, ya más descansado y con la resaca en las piernas, una gran ceremonia de premios donde pillo cajón. (2° sénior) y un osito de peluche muy guapo para mi guaje, esto de ser joven es lo que tiene...jejeje

Después una suculenta comida de productos típicos a cargo de la organización para todos los asistentes y para casa más agusto que un arbusto.
¿Pero que más se puede pedir digo yo?
Ha siiii... pues que los voluntarios y corredores se unan subiendo al escenario para cantar a capela «Asturias patria querida....»
Inolvidable, única y que siempre que se  pueda hay que marcar en el calendario, de verdad que en pocas carreras hay este ambientazo...

Gracias por ser y gracias por existir...!!

Ahora a descansar unos días y a seguir soñando, como siempre "lo mejor está por llegar", en septiembre volveremos a la carga....


Gracias por estar siempre ahí.

Fotos: Carlos Llerandi, Luis Lastra Y Trailcyl

miércoles, 28 de junio de 2017

ENTRENAMIENTO GRUPAL GUIADO (CANCHAL DE PEÑALARA)


Comenzamos el verano con un nuevo entrenamiento grupal. Este Domingo subiremos a la Cumbre de Peñalara, saldremos desde la Granja y subiremos por su parte mas bonita y dura «el canchal» si te animas lo pasaremos muy pero que muy bien, risas y entreno estarán garantizados.


y quien quiera sudar la gota gorda, solo tendrá que decírmelo una vez estemos en el Chozo de Aranguez. (A sus ordenes...jajaja.) si vemos que estáis todos con fuerzas alargaremos un poco mas o no el entreno. Por eso de ganarnos la cerveza fresquita y recuperadora post-entreno. Pero lo veremos sobre la marcha y yo valorare el estado del grupo.


Salida y llegada: Plaza de los Dolores. (La Granja)
Dia:Domingo dia 2 de Julio
Hora: 8:45h-9:00h
Distancia:22km aprox.
Desnivel:1300m+/1500m+
Nivel: Medio-Avanzado
Duración aprox. 3-3,5h

Se recomienda llevar, gorra para el sol y sistema de hidratación, mochila o riñonera.

Se ruega confirmación hasta completar el grupo.

miércoles, 14 de junio de 2017

TRAVESERA 2017

Contento y satisfecho, esas son las palabras que encuentro para definir mi primera “Travesera”. Está claro que siempre aspiro al máximo, y venía con esa intención. Pero lo di todo desde el principio al fin y el tiempo que tenía previsto sobre el papel,  más o menos salió.

Posiblemente es la carrera más dura pero a la vez bella, que he corrido nunca. El nivel era altísimo al ser Campeonato de España FEDME, y además se unió a última hora algún corredor de nombre internacional.

Los días previos son tranquilos, intento distraerme con la familia y mis compañeros de selección en un pequeño y tranquilo hotel a las afueras de Cabrales. En el día previo me dedico a repasar la estrategia; como material, avituallamientos, meteorología, etc. Pero a pocas horas de la salida, la organización decide modificar varias cosas con respecto a la regulación prevista de carrera. Por un lado, no permite la ayuda externa ni siquiera en las zonas de avituallamiento, es decir «tu te las guisas y tú te las comes» esto crea cierta polémica y revuelo entre todos los participantes y seleccionadores. Por un lado muchos corredores vienen con un planing previo de sus tomas de alimentación (yo entre otros) y por otro los seleccionadores y equipos técnicos que han hecho un gran esfuerzo tanto material, logístico y económico para poder estar aquí ayudando a sus corredores y ahora no lo van a poder hacer.
Por el contrario, otra de las cosas que se modifico (y esto es de agradecer),  es que debido a la ausencia de nieve en zonas altas y más peligrosas se decide no llevar crampones como material obligatorio, puesto que el tiempo acompañaba y no era peligroso. 

Bien, se acerca la hora de la salida (2:00h pm) e intento relajarme, ya que dormir me es imposible, pero por lo menos descanso tumbado.

A la una de la mañana y junto con toda la selección de Castilla y León nos vamos hacia el Repelao, punto de salida. De camino en la furgoneta hay risas y buen rollo que nos sirve para evadirnos y liberar tensión.

La temperatura es buenísima, yo que soy algo friolero estoy en camiseta de manga corta y sin pizca de frio, unos 16 grados, perfecto para correr. Rubén Nembra el spiquer, (un crack pero de los grandes) nos anima y tras la cuenta atrás salimos en masa 300 valientes carretera arriba dirección Covadonga. La salida es rapidísima, y tras dos km por asfalto nos desviamos por un camino estrecho de fila de a uno, algo embarrado y siempre picando para arriba hasta el primer avituallamiento en Vega de Enol.  En este primer tramo de 10km, intento no cebarme y no pasarme de vueltas, siempre intentando no perder de vista la cabeza, llego a un grupo donde esta Nestar, Cucayo, el Americano Dakota Jones y Javi Domínguez. Pregunto que quien va por delante ya que es noche cerrada y no veo nada. Y me dicen. “Esto que ves es la cabeza...” ostia!! –Pienso-  (la noche me confunde...) Pues nada me pongo detrás y  hacer camino. (Voy cómodo aquí)





















En Vega de Enol, Iván Cucayo que se lo conoce al dedillo, me dice que vamos muy rápido. Por debajo del tiempo de Merillas el año del record. ¿Eso es bueno o malo? -Pregunto- (Cada uno lo interpretara a su manera)

Seguimos subiendo y la primera subida de 2000m+ va haciendo mella, sin verlo ni quererlo me pongo tercero, es una subida larga hasta el Collado la Fragua donde se puede apreciar una hilera de luces que me muestra  la magnitud y espectacularidad de la larga y pendiente subida. Sigo avanzando y doy caza a Nestar que ni iba muy fino en ese momento. Ya coronando y detrás de Dakota Jones, (que va distanciado), comienza una bajada larga por la canal de Mesones, la conozco y decido reservar algo de piernas, llego a Caín bastante bien, sobre el cuarto puesto o así, y con el tiempo previsto (3h50’) y tras llenar los botes, y recibir los ánimos del pueblo de Caín, Quico mi seleccionador y mejor amigo, me da unas referencias valiosas y sobre todo me transmite serenidad y cabeza. Como algo y comienzo una larga y dura subida a Dobresengos, canal que también conozco bien. Comienza a amanecer, y ya se puede apreciar la grandeza de picos, apago el frontal (esto no me lo quiero perder) y subo a mi ritmo sin prisa ni pausa, pero en la parte alta de la canal ya casi en los Jous me enganchan, un grupo de 4 corredores, Javi, Domínguez, Tito, Sebas, Manu Anguita y David. Por delante nos dan referencias de Iván a unos 8' y de Dakota que va también tocado. Me uno a este grupo y cogemos a Dakota. Tras pasar por varios collados y llegar a una de las zonas para mi, mas bonita de carrera; La Horcada de Caín. Javi y sebas, se les ve muy fuertes en busca de Iván y no hago intención de seguirles. Falta mucho (pienso). Llegamos todos  muy juntos y a pocos minutos al tercer punto de avituallamiento;  El Refugio de Urriellu.  Allí esta Toño también mi seleccionador y amigo, que me anima y me dice que voy muy bien. Jajaja... (Bien de cojones) -Pienso-
 

Sigo centrado y a mi ritmo (voy cumpliendo los tiempos). Tras una zona técnica, por collados y roca viva, pasamos algún nevero y llegamos a Collada Bonita... ufff.  Qué Bonita es… pero dura y empinada también.  Aquí cojo aire y tras un descenso, primero bastante técnico con cuerdas y des trepes, sucede una larga bajada hasta Vega de Sotres, que se me hace muy muy larga y así llego al cuarto avituallamiento algo cascado de piernas y no con muy buenas sensaciones. Estoy pasando mal momento, pero me concentro he intento mantenerme sereno. Km 48 y los árbitros me hacen control de material, pero mientras aprovecho para comer y rellenar los botes. Además de beber bastante coca cola, que me hace que me cueste arrancar después de esos minutos perdidos. Quico como siempre, con su mano en mi espalda me anima, me dice que piense en los de delante, que los voy a pillar... y yo pues me lo creo y me pongo a subir la canal de Hidiellu como alma que lleva el diablo... ufff... ésta se me hace eterna, infinita, demoledora... pero pasito a pasito voy haciendo mi particular Everest. Eso sí con un calor que me hace beberme el litro de agua en menos de 20'. Menos mal que a mitad de canal apareció un paisano que me salvo la vida (para mí se merece el premio príncipe de Asturias)  ya que subió el solo a hombros y a mitad de canal un montón de agua fresca, Coca-Colas, chocolate y demás alimentos, que me salvo de la pájara... pero sobre todo lo que me salvó fue su amabilidad, su ayuda de forma incondicional, su pasión por este deporte y por la montaña y me dio alas para llegar al collado Valdominguero. Donde aquí ya llegue con 25' de más de mis tiempos establecidos... 
 
Pero bueno seguía concentrado y mi cabeza empujaba más que mis piernas. Por detrás no veo a nadie y delante tengo a Sebas a la vista pero lejos... me duele el flato y voy tocado pero no hundido. No quiero dejar de correr, aquí he venido a darlo todo y poco a poco voy corriendo más y más rápido. Una pista larga y siempre hacia abajo, me lleva hasta el último control y avituallamiento, El Hitu km 58. Y es aquí cuando me cambia todo el cuerpo !Estoy Nuevo!!! Como puede ser?? -Me pregunto- pues no lo sé, pero bebo agua,
 lleno botes y de cabeza hasta el final. Aquí en este punto me animan amigos que han venido de Segovia, Ricar. Mil gracias tío!! Y me dan referencias, Sebas esta a 8' y David a 15'. Pues nada, a bajar con todo y a ver que sale. Tras pasar por los últimos repechos con mucho calor, casi todos corriendo por Portudera y un tramo de calzada muy técnica que baja hasta Cabrales, me siguen dando referencias y voy recortando muchísimo. En la calzada, ni me lo pienso y me vengo arriba, voy lanzado. Para mí no es una calzada Romana, es una Autopista sin límite de Velocidad. Veo a Sebas y le pido paso. Sigo sin aflojar, y bajo al pueblo, tramo de asfalto y al fondo veo a David. Pues nada, si me queda algo este es el momento de dejarlo todo. Empujar, empujar.. Y así a 100m de la meta lo pillo y entro junto con él y mi pequeño Oihan, que como siempre me espera en meta. Termino exhausto en quinta posición y con 12 horas.
REVENTADO, pero feliz y eufórico de poder terminar con tanta energía una carrera tan dura y exigente...

Después y para continuar con el Ultra,  me llaman para el control antidoping, ¿parece lo más fácil después de 12h corriendo, no? Pues no, otras 5 horas sin poder moverme hasta que salió la gotita...

Ha sido un finde fabuloso, he sufrido como nunca, pero esta Travesera es una de estas que te dejan marcado...


A descansar unos días y pronto volveremos a la carga....

FOTOS: Manuel. S. Calvo, Luis Lastra

lunes, 29 de mayo de 2017

III "DESAFIO ULTRA EL CAINEJO"

Me vuelvo de Caín con morriña, con morriña por lo bien que lo hemos pasado.  Pero contentísimo, lleno de energía  y satisfecho con todo lo acontecido...¡¡Como me gusta esta carrera y este sitio!!
Todo comienza el jueves pasado en el viaje con la familia a Caín, donde una vez más somos recibidos como parte de su familia. Familia pequeña pero unida que son en este maravilloso y fantástico pueblo de cuento. Gente amable, modesta y amante de lo que tiene. Sus montañas...!!
Y bien pueden presumir de ello, porque yo, un enamorado de Picos de Europa, venir a Caín, al corazón de Picos... es estar en el paraíso.

¿La Carrera? Pues que decir...«El Desafío Ultra el Cainejo» es ese tipo de carrera que por mucho que te cuenten, creo que no se puede describir con palabras. Es mejor venir y comprobarlo con tus propias carnes, bueno más bien con tus propias piernas....jejeje.
Por aquí ya caras conocidas, Marino, Iñaki... cabezas visibles y toda la organización que la rodea, hacen de esta prueba una autentica fiesta que desde el más joven al más viejo viven y sienten como suya, cómo lo que realmente es... Su carrera en su pueblo y rodeada de sus montañas, las cuales nos brindan para poder correr, andar, reptar y sobre todo escalar por sus distintas canales y senderos.
Tras un viernes de puro y duro relax, llega el sábado, el día grande, el día del desafío. 52km, con 10200 metros acumulados, por terreno puramente de picos, es decir salvaje, técnico y muy duro. La carrera discurre por 6 de sus canales más duras y emblemáticas, a través de 3 bucles donde su corazón es en Caín. Pues al lío...

A las 6:00 de la mañana y todavía con la oscuridad de la noche se da la salida.
Este año lo tengo muy claro y es disfrutar, disfrutar y disfrutar, eso sí intentándolo hacer bien, pero sin pasarme de rosca y buscar unas buenas sensaciones después del fiasco de Transvulcania. (Nada que ver en cuanto a terreno una cosa con la otra)
Nada más salir ya Manuel, coge las riendas y tira millas, yo no hago ni el intento de seguirlo, he venido a hacer mi carrera y sin pasarme. Me mantengo  junto con Raúl y otro corredor y así es como subimos a “Vega de Ario” en un periquete, con un ritmo de ascensión muy cómodo, amanece un día espectacular.
Voy bebiendo cada poco ya que hace mucha humedad y la temperatura roza los 16 grados. Para correr es perfecto, así es que a disfrutar. Ya bajando por “Trea” nos mantenemos igual, y voy reservando y dosificando lo mejor que puedo, esta bajada se las trae (además de que en Picos, levantar la vista del suelo más de la cuenta, es ostia seguro) Esta primera bajada está bastante resbaladiza por las tormentas del día previo y el rocío de la noche. 

Aterrizo en el  “Rio Cares” y no porque me caiga, si no porque después de todo lo anterior, ésta transitada y conocida ruta parece un aeropuerto para mis piernas...jajaja.
Meto un poco de ritmo y las piernas funcionan a la perfección. Así es que rumbo hasta Caín, y completo el primero de los tres bucles en dos horas y media, (mismo tiempo que mi primera edición) la llegada al pueblo es genial, la gente anima y los vecinos se echan a la calle. Allí ensayamos lo que vamos a comer y beber en Travesera, mismo ritual y todo sale perfecto, Azu me está avituallando y lo hace clavado. (Gracias)

Me siento bien y tras un beso de mi pequeño Oihan que me llena de fuerzas me dirijo a por el segundo bucle. Esta subida a “Mesones” me encanta y con un ritmo homogéneo y con bastante cadencia, (andar y correr) corono en segunda posición, donde me van dando referencias de Manuel, que esta a 13'. Bajando a por “Capozo” sigo con mis pautas de alimentación y sigo muy regular y sin perder fuelle. De maravilla, así llego al Mirador del Tombo, otro punto de avituallamiento donde está la familia y numeroso público que anima sin parar. Desde aquí, falta bajar hasta Caín por un camino que siempre va en constante bajada donde se corre mucho y justo termina donde empieza el tercer y último bucle.

Es la subida por “Moeño” y la conozco bien, así es que a mi ritmo y sin pasarme de rosca sigo apretando los riñones, jejeje. Llego a mitad de subida donde está el avituallamiento, según llego voy pensando en un vaso de coca cola fresquito)

(Aquí aprieta el calor) perooooo... este año no hay... caguen!! Jajaj. No pasa nada, (casi están más preocupados los voluntarios que yo, mil gracias) voy muy bien, así es que bebo agua con isotónico y hasta “Cabeza Alta” sin parar, respiro unos segundos, y me dan referencias nuevamente, se que a Manu no lo pillo ni de broma y Raúl su hermano viene en tercera posicion, esta lejos también, por lo que solo me queda bajar con cuidado y despacio por “Dobresengos” pero sobre todo reservando piernas... (Muy importante)
Y sin más es como entro en meta en segunda posicion, bastante entero con mucha fuerza y con un ritmo alto pero cómodo, me siento genial y eso es importantísimo, ya me llena de motivación. (He clavado mis tiempos del primer año y estoy bastante más entero que otras veces). Muy muy contento entro en meta recibido por los ánimos de Rubén Nembra y por todo el pueblo de Caín y mi familia que no deja de animar.
Manu ha estado intratable rebajando el record de la prueba en más de 30 minutos y que va a ser muy muy complicado que se pueda superar. (Enhorabuena Manu, estas enorme)
En lo personal, muy contento por como me he sentido y sobre todo como he terminado, muy regular y con fuerza, sin pegarme ningún palizón y lleno de confianza de cara a Travesera de aquí a 14 días.


Y desde aquí felicitar a todo la organización, porque salió todo a las mil maravillas, carrera de 10, que año tras año va creciendo, pero sobre todo y lo más importante a los que nos gusta esta montaña, prueba que se va consolidando y que nos brindéis la oportunidad de vivir una experiencia inigualable.

Gracias Caín y gracias a todos...

Nos vemos en breve.

lunes, 15 de mayo de 2017

TRANSVULCANIA 2017


Ya tenía ganas de volver a disfrutar y sufrir lo que se siente en esta gran carrera. Y aquí estamos de vuelta, ya desde que aterrice y puse el pie en la isla, sentí ese ambiente tan especial que sólo se respira aquí. 

Carrera que afronte con muchas ganas e ilusión, ya que la preparación este año está siendo muy buena y era la primera ultra del año. A las 6:00 h de la mañana salimos del "Faro de Fuencaliente" El clima y temperatura eran fantásticos, 13 grados y nada de viento, una ligera brisa que te hace correr muy agusto. Llevaba las cosas muy claras, la idea era mantenerme cerca de la cabeza pero sin cebarme y sobre todo controlando no pasarme de ritmo, más o menos así fue, ya que me encontré muy muy cómodo corriendo siempre a mi ritmo y así fui recuperando posiciones hasta más o menos oscilar entre los puestos del 11 a la 15. Pasando por los "Canarios" bebí sin parar y subiendo a las deseadas manteniendo la cabeza de carrera a la vista, estaba cerca y los puestos de pódium también, pero no quería obsesionarme, simplemente hacer mi carrera, (esa era mi estrategia) ya que sabia los tiempos de paso por los que debería moverme para bajar mi tiempo del 2014. Y así iban pasando los kilómetros, corriendo muy fácil en todas las subidas, con lo cual iba cada vez motivándome más. Corone las "Deseadas" km 16 y 1900 m+, he iba genial, por lo que sentirme así a esas alturas me daba confianza para la segunda mitad de carrera.


Pase por el Refugio del Pilar (km24) y Reventón (km31) con 5' por debajo de mi tiempo, no olvide nada la hidratación e iba bebiendo cada poco. (Comer no tanto) 
Pero a la salida del avituallamiento de "Pico de la Cruz" (km47) note que el cuerpo no iba igual, las fuerzas y ritmo disminuyeron bastante, pero las piernas estaban perfectas. Y así llegue al "Roque de los Muchachos" (km 52) con casi 15' de pérdida y con bastante hambre, aquí ya me adelantaron varios corredores. En el Roque, comí bebí pero ya no iba muy bien y la bajada iba sin demasiadas fuerzas y no tenía mi ritmo. Así es que puse el piloto automático y a terminar dignamente. La bajada a Tazacorte, (km 69) es una bajada muy muy larga donde si no tienes fuerzas para empujar se pierden muchos minutos y muchos puestos. 


Pero en ningún momento decidí luchar por robar tiempo, ya que no tenía con que hacerlo. Mi misión fue llegar a meta lo más dignamente posible y cruzar la alfombra roja de “Los Llanos”. Fue un momentazo increíble.  Al final 8h24'. Muy lejos de mi mejor tiempo aquí. 
Ahora ya solo me queda analizar el porqué de ese buen ritmo y sensaciones y el posterior bajón, no sé si por falta de alimentación (ya que pienso que comí de menos), o porque me pase un poco al principio aunque a mí no me lo pareciera. Pero bueno, había que arriesgar y esta carrera es para ello.

Esto sigue y no hemos hecho más que empezar. El lado más positivo, que no termine nada roto y desgastado todo lo contrario termine fuerte... Y sin llegar destrozado. Esto sí es raro... Jajaja. A descansar unos días y vamos a por la próxima.... 


Eso sí, el año que viene habrá venganzaaaaa...! 

FOTO: Ian Corles y Tony Lopez